Mujeres con discapacidad, ¿Qué pasa con sus derechos humanos?

Las personas que están en condición de discapacidad, lo están no sólo por alguna deficiencia o limitación que afecte una estructura o función corporal, sino también cuando la sociedad en la que viven, no alcanza a mirar todas las posibilidades reales de desarrollo que tienen las personas en esa condición.

Tener una discapacidad no tiene porqué ser motivo de discriminación o de exclusión.

Más de mil millones de personas viven en todo el mundo con alguna forma de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud.

INEGI señala que en México, en 19 de cada 100 hogares, vive una persona en condición de discapacidad. Es decir que tiene alguna limitación física o mental para realizar actividades en su casa, escuela o trabajo, como caminar, vestirse, bañarse, leer, escribir, escuchar, etcétera.

Las entidades entidades federativas que tienen más población con discapacidad, solo por debajo del Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León.

Las mujeres con discapacidad enfrentan problemas por desigualdad de género y por discapacidad, es decir, una doble discriminación con un mayor riesgo de sufrir violencia. Menores salarios ante igual trabajo, menor acceso a los servicios de salud, falta de acceso a servicios educativos, falta de acceso a un trabajo digno, limitaciones en el transporte, riesgo de sufrir violencia física, sexual, psicológica, entre otros.

Pensemos en las creencias y prejuicios que podríamos cambiar, “que no pueden, que no saben, que no podemos incluirlas, que no es nuestro asunto”.

Podemos, debemos, queremos ser una sociedad incluyente que reconozca, respete y proteja los derechos de las personas con discapacidad.

Entre las mujeres con discapacidad, hay situaciones de mayor vulnerabilidad como son las mujeres migrantes, niñas y adolescentes, mujeres indígenas, mujeres adultas mayores. Todas ellas tienen los mismos derechos humanos a la igualdad, no discriminación y acceso a una vida libre de violencia.

El derecho internacional de los derechos humanos, así como la legislación federal y las estatales, reconocen dichos derechos para todas las mujeres.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes